news

octubre 21, 2020

PRAB Alimenta a Más de 700 Familias en el Evento de Distribución de Comida

Temprano en la mañana del sábado 17 de octubre, el equipo de PRAB y los miembros de los Clubes de Leones de Somerset, Princeton y Livingston se prepararon para un pedido masivo de productos frescos entregados por un camión de 18 ruedas.

El Club de Leones eligió PRAB como el sitio de distribución para apoyar a la comunidad de New Brunswick al suministrar más de 1,000 cajas llenas de productos frescos, lácteos y proteínas. Entre las muchas organizaciones en el centro de Nueva Jersey, PRAB se sintió extremadamente afortunada de haber recibido donaciones de productos frescos para servir a los miembros de su comunidad.

Fue el primer evento importante en PRAB desde la pandemia de Covid-19. El Director de Recursos Humanos de PRAB, Ardaman Singh, planeó el evento y reunió al personal, familiares y amigos para ayudar a distribuir los paquetes a la comunidad.

Antes de que llegara la inundación de auto, PRAB proveyó café fresco, bagels, barras de granola, y agua para alimentar a los voluntarios con la tan necesaria energía para servir a los miembros de la comunidad que asistieron al evento.

Como si el camión de 18 ruedas no fuera suficiente, llegó una segunda camioneta de carga llena de cajas de productos frescos. Descargando y preparando a abrir las puertas del estacionamiento de PRAB trajo emoción a todos los voluntarios.

Gracias a la generosa donación de los Clubes de Leones, PRAB pudo distribuir cerca de 1,100 paquetes a más de 700 familias del área de New Brunswick. Siguiendo las pautas del CDC, PRAB y los clubes de Leones realizaron un drive-thru al aire libre para practicar de manera segura el distanciamiento social y mantener un ambiente saludable.
De 9:30 am a 12:30 pm, los autos se alinearon para recibir sus donaciones de productos frescos y lácteos. Las personas formaron filas a pie y se acercaron al estacionamiento de PRAB con sus carritos de compras personales.

Fue un día activo de descarga, control del tráfico, entrega de paquetes en el maletero de cada automóvil y «gracias» sin parar. Cuando el último auto se acercó y tomó la última caja, el estacionamiento se llenó de alegría y vítores por la satisfacción de ayudar a la comunidad durante estos tiempos sin precedentes.

PRAB espera poder servir a los miembros de su comunidad a través de actividades o eventos futuros que se anunciarán a través de las redes sociales y el sitio web.