blog

octubre 28, 2020

El Programa de Inmigración Boaz Recibe Fondos Adicionales Para Ayudar a la Comunidad de Inmigrantes en el Condado de Middlesex

A medida que las leyes de inmigración han cambiado y las demoras continúan han complicado el proceso de los solicitantes, el Programa de Inmigración y Consejería Boaz ha estado trabajando incansablemente para brindar apoyo al pueblo de inmigrantes de New Brunswick y las comunidades circundantes. 

Incluso cuando el Gobernador Murphy pidió un cierre en marzo y cerró los tribunales, Boaz continuó sirviendo a los clientes por teléfono y correo electrónico. A medida que el sistema de inmigración comenzó a reabrirse, los miembros del personal de PRAB estaban ayudando con casos de asilo, renovaciones de tarjetas verdes, TPS, DACA y más. 

Debido a la pandemia de Covid-19, los casos de inmigración están  tomando más tiempo del esperado para ser procesado. Un obstáculo que Boaz ha enfrentado fue cuando los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos cerraron sus oficinas y los clientes no pudieron asistir a su entrevista de naturalización. Sin embargo, Yessimar Santos, Coordinadora del Programa de Boaz, se ha dedicado a comunicarse con los clientes que tienen consultas pendientes y a enviar sus casos por correo al USCIS. 

Boaz fue reembolsado recientemente una vez más por el Centro de Investigación y Desarrollo de Políticas Hispanas de Nueva Jersey y recibió $ 10K adicionales para continuar ofreciendo estos servicios necesarios. Pronto, habrá clases virtuales disponibles de inglés como segundo idioma y educación cívica para preparar y educar mejor a nuestras poblaciones y clientes de inmigración 

En la actualidad, PRAB está trabajando para reabrir su sede en 90 Jersey Avenue en New Brunswick a visitantes y clientes, mientras tato, cuente con el personal de Boaz para seguir comunicándose con clientes y miembros de la comunidad por teléfono y correo electrónico.